Cómo hacer un muñeco de nieve para Navidad

En la Navidad a todos nos encanta la decoración, colgar detalles en cualquier parte de la casa e imaginamos otros espacios donde colocar más adornos. Pues la época navideña nos permite hacer de todo con nuestras casas. Y Siempre tenemos espacio para un adorno nuevo.

Siempre han existido adornos e imágenes predominantes y representativas, tales como, San Nicolás, los renos, trineos, ángeles, Nacimiento, bastones, flores y el gran muñeco de nieve. Con cada uno de estos adornos podemos hacer cosas increíbles para la decoración, ya que son de fácil manualidad para crearlos nosotros mismos y no conllevan normalmente tantos materiales sino por el contrario se pueden hacer de cualquier material y de cualquier tamaño a nuestro gusto.

Es así como hoy queremos traerte la forma de cómo crear un muñeco de nieve con manualidades que puedas colgar preferiblemente en tu árbol de Navidad o en cualquier parte de la casa, donde quieras colgar un detalle o en las guirnaldas. Además puedes hacerlo del tamaño que desees por lo cual puedes hacerlos grandes y colgarlos del techo, de arcos, colocarlos sobre mesas, etc.

Siempre tenemos espacio para un adorno nuevo.

Es tan fácil y práctica la realización de esta manualidad para hacer un muñeco de nieve, que es perfecta para hacerla junto a los más pequeños de la casa y así pasar un día diferente en Navidad y en familia; y así también tener momentos inolvidables con nuestros niños.

Materiales

  • Bolas de poliestileno varias de dos tamaños diferentes (para cada muñeco de nieve utilizaremos 2 bolas, una debe ser más grande que la otra).
  • Goma eva de colores Negro, Naranja, rojo o los colores que tú prefieras.
  • Palillos de madera o cualquier material.
  • Retazo de tela roja o cualquier color.
  • Silicon caliente.
  • Brillantina.
  • Pintura blanca.
  • Pincel.
  • Tijera.
  • Cordón delgado para colgar.

Construyendo nuestro adorno

Primero que nada toma el pincel y pinta las 2 esferas de poliestileno, recuerda que tiene que ser una más grande que la otra. Píntalas de blanco para que queden más uniformes, déjalas secar. Ahora toma las 2 bolas y con un palillo vas a clavarlo en una de las bolas hasta la mitad, y con la otra punta del palillo vas a inserta la otra bola de diferente tamaño hasta que quede completamente pegada. Puedes ayudarte a pegarla con el silicón caliente para mayor fijación.

Ahora mide la esfera pequeña a un tercio de ella para hacer el sombrero, con esa medida haces la copa del sombrero y el ala. Con esas medidas recorta en la goma eva negra el sombrero, botones, ojos, boca y cinturón y cualquier otro detalle que quieras agregarle, recuerda que puedes hacerlo también con goma eva del color que prefieras. Ahora en la goma eva naranja vas a hacer un triángulo alargado para hacer la nariz de nuestro muñeco de nieve.

Con el retazo de tela del color que hayas escogido, cortas una tira alargada para hacer la bufanda de nuestro muñeco, la enrollaremos a lo largo del cuello que quede colgando hacia un lado que caiga como hasta la mitad de la segunda bola de abajo.

Al terminar de cortar todos los detalles en la goma eva, procede a fijarlos en nuestro muñeco de poliestileno con el silicón caliente. Arriba por la parte posterior del sombrero puedes pegarle el cordón con el silicón para colgarlo donde desees.

Al finalizar colócale cola por las partes que desees, desde las bolas que forman el cuerpo del muñeco hasta los detalles en la goma eva para colocarle brillantina para darle alegría y brillosidad a nuestro muñeco de nieve.

Sólo ¡hazlo del tamaño que desees y cuélgalo donde quieras!

Luz Marina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *